Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 febrero 2010

Me lo encontré por casualidad en una de las estanterías de la casa y como se hablaba mucho del libro a causa de la reciente muerte del autor, pues decidí leérmelo. El libro cuenta unos días en la vida de Holden Caulfield, un adolescente de 17 años de una familia de clase media-alta, después de su expulsión del colegio Pencey justo antes de las Navidades.

Está narrado en primera persona y está escrito como si fuese un adolescente (el libro fue escrito en los años 50) por lo tanto utiliza palabrotas, frases cortas, interjecciones; total que el estilo no es gran cosa pero sin embargo, plasma muy bien el típico descontento adolescente, y a través de su escritura se descubre de manera clara la personalidad del chico (no le gusta nada, pesimista, contradictorio, cobarde, solitario, no le importa el futuro, criticón…). Su manera de criticar a las personas y de mostrar su hipocresía me resulta bastante graciosa. Aunque sea un tipo raro, no es muy difícil identificarse con él en algunos aspectos o con algunas de las cosas que dice.

La historia no es gran cosa, es una sucesión de escenas por el colegio y Nueva York y algunos flash-backs sobre cosa que le ocurrieron en otros colegios y sobre su familia. No sé el final te deja fría, te quedas como “¿ya?¿solo esto?”, podría haberle sacado más jugo a la historia. Pero del modo que está contada, engancha y entretiene. Creo que es cosa de mi edición que es bastante antigua (de 1988) pero la traducción tiene algunas faltas garrafales como “la grité”,”la tomaba el pelo”(qué horror de laísmo) y “hablabla”; al principio pensé que a lo mejor en el original Holden cometía faltas pero es que no tiene ningún sentido pues esas faltas no se pueden hacer en inglés y Holden no es ningún cateto, espero que todo esto lo hayan corregido en ediciones posteriores.

Creo que te guste o no te guste este libro es bastante personal; te tienes que implicar, que te guste el estilo en que está escrito y que su personalidad te guste o te haga gracia. Es algo curioso pero por separado, los elementos de este libro no me dicen nada, pero su conjunto me gusta. Un libro que recomiendo leer, yo le daría un 7,5 pero me parece que calificarlo de obra maestra es sobrevalorarlo, es ameno y entretenido, pero tanto como eso…

Read Full Post »

Hace poco estuve en Granada, ya había estado dos veces anteriormente pero hacía bastante tiempo que no iba. Como solo estuvimos un día tampoco nos dio tiempo de hacer mucho (Capilla Real, Catedral, paseo y Alhambra), en general la encontré muy bien. Lo único que no me gustó mucho fue una parte del Albaicín que está algo dejada. Casas deterioradas, muchos excrementos de perro en el suelo, parece que el barrio lo han reconquistado (está lleno de tiendas de baratijas) y sobre todo muchos alternativos y neo-hippies bebiendo cerveza y fumando porros en plena calle (no da muy buena impresión que digamos). Como dije eso era solamente una parte, el resto estaba muy bien. Bueno eso solamente fue el preludio de lo que ahora contaré. Caprichos de mis padres, que querían hospedarse en un hotel que estuviese en la Alhambra. Serían las diez de la noche y no sabíamos si volver al hotel andando o en autobús, total que decidimos preguntárselo al camarero del Hagen-Daaz . Lo que nos dijo no fue muy alentador, por la zona de la Alhambra, de noche, hay atracadores especializados en turistas y drogadictos, y que si pensábamos subir caminando, mejor no llevar más de 10€. Viendo el panorama decidimos coger el autobús. Los autobuses que suben a la Alhambra son pequeños, como de 5 filas en cada lados y solo un asiento en cada fila (uno en un lado, otro en el otro). En el autobús al principio solo estaba un hombre que nos dijo junto al conductor donde nos debíamos bajar. Después de unas cuantas paradas, el hombre se bajó y se subió un tipo que parecía totalmente normal, iba bien vestido, etc. Justo cuando el autobús iba a cerrar sus puertas, se subió un tipo joven con toda la pinta de drogadicto, mirada perdida, con los ojos que parecían salirse de sus órbitas y voz pastosa. Y además se sentó justo delante de mí. ¡Qué bien! El tipo que parecía totalmente normal, le pidió un cigarrillo al conductor. Empezamos bien, pensé. El hombre era drogadicto con mono, no paraba de decir cosas como “con diez euros al día sería feliz”, “mi padre no me firma cheques” (con voz de colgado) y cosas de ese estilo mientras se balanceaba nerviosamente agarrando la barra que tenía delante. De cinco personas en el autobús, dos drogadictos con mono y nosotros tres. Estábamos aterrados, o mejor dicho cagaos. Afortunadamente me pude cambiar discretamente a otro asiento, alejado de ellos. Tuvimos suerte porque se bajaron el la parada justo anterior a la nuestra. ¿Qué habría pasado si el conductor hubiese dicho “esta es la parada de vuestro hotel” y ellos hubiesen seguido en el autobús?¿Nos habríamos bajado o nos habríamos quedado, con el miedo a que nos siguiesen? Digamos que el remedio fue probablemente peor que la enfermedad.

Por eso recomiendo que si queréis subir a la Alhambra de noche, utilicéis el taxi.

Read Full Post »

Lo siento por últimamente solo escribir críticas sobre libros películas pero es que estoy un poco seca de ideas. Llevaba tres semanas esperando para verla y fui con unas expectativas muy altas, un gran error. Reconozco que soy pesimista pero eso me da muchas alegrías pues la cosas suelen salir, como mínimo, ligeramente mejor de lo que pienso. Yo la quería ver sobre todo porque era del director de “Juno”, que me encantó y porque el reparto tenía buena pinta. Y claro, viniendo del director de “Juno” me imaginaba una buena comedia y así es presentada en el trailer. ¿Como definir lo que sentí cuando salí del cine? En una palabra, decepción. La película no es mala pero no es en absoluto lo que me esperaba, apenas está centrada en la comedia (sí tiene sus momentos graciosos pero no son lo principal) sino en transmitir su mensaje: la vida es mejor en compañía.

Ryan trabaja despidiendo a gente por todo EE.UU, viajando la mayor parte del año y viviendo solo, sin compromisos. Su objetivo es alcanzar los diez millones de millas voladas. En uno de sus numerosos viajes conoce a una ejecutiva (una especie de versión femenina de él) con la que empieza una relación informal. Pero a su empresa llega una joven que ha creado un sistema para despedir por vídeo-conferencia, que recibe fríamente porque su modo de vida se ve amenazado. Al vivir de manera “sedentaria” se empieza a replantear su visión de la vida…

Evidentemente desde el principio sabemos que nuestro protagonista va a acabar convertido pero eso no quita que la película tenga algunos giros imprevisibles. Mientras que la primera parte tiene aún algunos toques de comedia, hacia el final es prácticamente inexistente. Pero tengo entendido que el guión fue escrito hace unos años, cuando todavía no estaba la crisis, y claro, lo de los despidos era mucho más cómico, pero tuvieron que rescribirlo pues podía resultar un poco ofensivo. Las actuaciones son buenas (George Clooney va perfecto para el papel), el guión no está mal pero no sé le falta la chispa que convierte una buena película en una que te gusta. Creo que le faltan variedad de situaciones, muchas escenas repiten el mismo patrón. Y como no, tiene un final que no me gusta aunque lo prefiero al típico final feliz con nuestro protagonista redimido que era lo que me temía.

Es una buena película (como lo avalan las numerosas nominaciones y premios)  pero no sé, me ha dejado un poco fría (eso es lo que pasa cuando se es muy optimista) aunque haga pasar un buen rato. Yo me imaginaba la “Juno” del mundo del trabajo, menos mensaje y más humor del bueno. Le doy un 6,5 sobre diez.

Read Full Post »

Es una de las películas más famosas de la historia, una que casi todo el mundo conoce. Me la regalaron por los Reyes de las Navidades de 2008, pero hasta hace unas semanas no la vi entera por falta de tiempo y también porque cuando empecé a verla por febrero de 2009 estaba enferma y la dejé a mitad. La película tiene sus años, fue estrenada en 1939 pero es en color.

La historia cuenta la vida de Scarlett O’Hara que es orgullosa y manipuladora, hija de el propietario de una plantación, que lleva una relajada vida en el Sur de los Estados Unidos en el XIX. Está enamorado de Ashley Wilkes pero este decide casarse con su prima, Melania Hamilton. Sin embargo conoce a Rhett Butler que se enamora de ella pues piensa que están hechos el uno para el otro. Pero su vida da un vuelco cuando la Guerra de Secesión (1861-1865) estalla…

Reconozco que he visto la película a trozos, lo que seguramente no es lo más adecuado pero es que ver 3h45 de un tirón es un poco difícil. Aun siendo tan larga no se hace, ni es previsible. Los personajes están interpretados por grandes actores que los bordan. El decorado, los escenarios son estupendos, una se siente transportada a esa época y hasta la añora: los efectos especiales para ser de esa época están muy bien hechos. La banda sonora me encanta, hasta me tragué el intermedio para poder escucharla. Algunas son escenas memorables, sobre todo las románticas (qué pena que ahora tengamos películas tipo Luna Nueva…) y comprendo bien porque se la considera un clásico. Pero el final…Al estar basada en un libro no sé como es en él pero después de 3h45, ¿de verdad nos merecíamos esto? No hay cosa que más deteste que los finales abiertos.

Una cosa que me hace gracia de la película y me parece curiosa es que el Sur sea retratado como un gran lugar, donde la gente era honrada y educada mientras los yankees son presentados como gente vaga, destructora y amoral, cuando los yankees  estaban en contra de la esclavitud y los del Sur no. En la película se mira con nostalgia a los tiempos anteriores a la guerra, en los que todavía existía la esclavitud, lo que no es muy políticamente correcto (y con lo sensibles que son con los temas raciales aunque claro cuando se rodó la película todavía existía la segregación racial en algunos estados). Sin embargo se los presenta como personas leales, buenas y amables pero parecen necesitar en cierta manera la presencia de una amo que les proteja, que les guíe.

Una gran película que recomiendo ver, como mínimo para tener cultura general, pero eso sí hay que tener tiempo. Un 8 sobre diez.

Read Full Post »

Mansfield Park no es un libro muy conocido de Jane Austen pero lo cogí por curiosidad en el Fnac ya que Orgullo y Prejuicio me gustó. Bueno, el libro cuenta la historia de Fanny Price, una niña de clase media-baja que se muda a vivir con sus tíos que son aristócratas y ricos. A partir de ahí seguiremos a Fanny Price durante toda su juventud, su vida en Mansfield y las diversas personas con las que se encuentra. El libro tiene ciertas similitudes con Orgullo y Prejuicio, aunque son ligeros, creo que los personajes en este libro son más depravados y se muestra con más crudeza sus personalidades. Aunque las descripciones físicas de los personajes son vagas, las de su mente son detalladas y geniales, de verdad parece que lo conoces. Otra cosa que me gusta de Jane Austen es su sutil ironía, la manera con la que deja ver los defectos de sus personajes y de la sociedad. Tengo entendido que el estilo de escritura de Austen pierde con la traducción pero de todas maneras conserva su finura pero algunas frases un poco ambiguas. Al principio el libro puede ser algo lioso pues hay una avalancha de nombres y muchas veces a los personajes se le nombra de diferentes maneras , por ejemplo: John, Mr. William, el primogénito… Pero pasadas unas páginas ya no hay ningún problema.

Aunque la historias de amor, los celos y la envidia son algo universal puede que algunos conceptos resulten raros (para las personas que no conocen mucho esos tiempos), como el matrimonio por posición social y entre primos, el decoro que había en esa época… Realmente yo no clasificaría esta novela en el género romántico (no el del siglo XIX) sino más bien una novela de sociedad. Recomiendo la lectura de los libros de Jane Austen, pero algo que hay que tener en cuenta es que son libros sin mucha acción y con un desarrollo a ratos algo lento. También le falta algo de variedad en los temas, pero los que trata están escritos magistralmente.

Read Full Post »

Entre mi grupo tenemos un eterno motivo de discordia: ¿dónde quedar? Yo soy una gran defensora de quedar en el centro de la ciudad y otra de mis amigas también, pero la otra se opone frontalmente: prefiere los centros comerciales. A mí personalmente no me gustan, para hacer algo concreto, vale (cine, compras…) pero pasar la tarde vagando por los pasillos como que no. Salvo contadas excepciones todos son iguales, todos tienen sus tiendas del grupo Inditex, alguna tienda de deporte, de ropa surfera, alguna zapatería, su tienda de bisutería barata, de videojuegos, de cosmética, de animales y en algunos casos un hipermercado. En la zona de ocio encontramos algún restaurante de comida rápida, algún bar, una bolera o similar y el cine. Sin embargo los centros comerciales con alguna librería son una rara excepción (al menos en Málaga), como mucho se puede encontrar un Relay. Nunca he sido muy amiga de la comida rápida por lo tanto la oferta de restauración de los centros comerciales no me convence mucho y los bares tampoco, por favor no comparéis una terraza o las vistas desde una cafetería, en un local concebido para esto y no un cubículo con vistas a un “magnífico” corredor. No me gusta esa sensación artificial, de ocio enlatado como si te indicasen lo que tienes que hacer. Prefiero la libertad de calle, tener todas las opciones (más variedad), encontrarme con gente…Además los centros comerciales suelen estar situados a las afueras en zonas poco “agradables” y sino nunca están en el centro-centro de la ciudad lo que dificulta el cambio del C.C al centro de la ciudad (para la gente poco amiga de caminar, yo no me incluyo en ese grupo). Los únicos centros comerciales que me gustan son los que se salen un poco de esta uniformidad, en Málaga por ejemplo el Málaga Plaza que es el que tiene el Fnac (amo el Fnac) o uno en Londres que es el mayor de Europa que es IM-PRE-SIO-NAN-TE, ahí si que hay de todo. Que os voy a decir, pero ciertos centros comerciales a ciertas horas parecen caniland (todo lleno de kinkis, canis, framelos, merdellones…) y otra cosa que con el paso sel tiempo se va corrigiendo es que algunos de los C.C son realmente agobiantes, techos bajos, pasillos largos y angostos, poca luz natural… Donde pongan una calle limpia y animada que quiten un centro comercial.

Read Full Post »

Hoy, sábado me he tenido que despertar a las 7h 30. Sí, a las siete y media. ¿Y para qué? Para ir a los juegos municipales, los de badminton (dobles) que empezaban a las 9 de la mañana. Mi amiga y yo llegamos a las 9h 15 pero hasta las 10h 30 no empezamos a jugar. Después de dos horas, solo jugamos dos partidos y van y nos dicen que por hoy los dobles femeninos se han acabado y que se pasan a los mixtos; es decir que se dejaba una competición a mitad (bueno, dos porque los dobles mixtos tampoco han terminado hoy). Este pequeño incidente en otra situación me habría molestado pero ya está, pero es que el próximo fin de semana no estoy porque me voy de viaje y entonces mi pareja va a tener que buscar a otra compañera. Sinceramente me parece una estupidez organizar las cosas así, obligándonos a venir dos sábados a un sitio que está en el quinto pino. Otra cosa es que, como no, los chicos han jugado los primeros. Pienso que se haber organizado mucho mejor, en lugar de decirnos de venir a las 9h y estar esperando una hora y media simplemente decirnos de venir a las diez, además así más gente se animaría. Como todo ha sido muy malagueño: puntualidad, organización, esas cualidades inherentes de Málaga. Aunque bueno, lo compensa que eran amables, que las instalaciones no estaban mal y que nos han regalado una Fanta.

Read Full Post »