Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 enero 2010

Se me ha ocurrido ir comentando sitios de Málaga, a lo largo de varias entradas, que considere de cierto interés (o que desaconseje).

En este caso hablaré de los bares, cafés y heladerías:

Dunkin Coffee: El Dunkin Coffee aterrizó en Málaga no hace mucho (uno o dos años), digamos que nos sirve de sustituto del Starbucks (que sí hay en Sevilla ¬¬) porque aquí nunca habíamos tenido un café de este estilo. En total han abierto tres dunkins en Málaga y un pequeño puesto en un centro comercial llamado Plaza Mayor a 20 km de la ciudad. El Dunkin Coffee está especializado en rosquillas y en bebidas, frías o calientes, destacando los granizados, el chocolate caliente y el café. Hay una gran variedad de rosquillas (aunque también hay otro tipo de bollería o bocadillos) cuyo precio oscila entre el euro y el euro veinte dependiendo de si tienen agujero o del sabor, yo suelo pedir la rosquilla clásica o la que tiene azúcar glasé por encima ya que son las más baratas y por una crema que a saber de que está hecha por encima yo no pago más. El chocolate caliente merece la pena, es un poco caro comparado con otras bebidas (2,25 €) pero está espeso y un buen sabor aunque para mi gusto lo sirven demasiado caliente y me da un poco de mala espina que lo pongan en la máquina con un cubo blanco que he visto que después limpiaban en el cuarto de baño, que digamos no es muy higiénico… Los granizados tampoco están mal y hay bastante variedad que se sale un poco del típico de limón pero no parecen muy naturales. Los locales suelen ser bastante agradables (sobre todo el de C/Granada), unas butacas y sillones cómodos, bien iluminados pero suelen estar abarrotados (el que está al lado del Málaga Plaza sobre todo) y se puede fumar. El servicio es correcto depende un poco del que te toque y del día. Una cosa que odio son las servilletas que tienen un olor repugnante. Suele ser la opción que escojo cuando voy con amigas por su precio y ubicación.

Lepanto: Este es como el café “pijo” de Málaga (bueno, así es como intentan presentarlo), propiedad de una empresa de catering. Este también funciona como tienda ya que venden muchos bombones, tartas, postres y helados. También sirven platos calientes (que nunca he probado). Las cosas suelen estar buenas, me encantan sus pastitas para té lo malo es que todo es un poco caro. El local está muy bien situado, en plena Calle Larios (la calle principal de Málaga), la terraza tiene una grandes vistas salvo una parte que está metida en un callejón. El local en el interior está decorado con buen gusto y un estilo clásico. Lo malo es que desde el interior no hay muchas vistas a la calle y el altillo que hay es, salvo algunas mesas, muy agobiante, tardan en servirte y además hay un televisor con la teletienda.

Farggi: Farggi es una heladería-cafetería originaria de Cataluña. Sus helados son deliciosos, sobretodo el de vainilla con cookies de chocolate y el de chocolate suizo, y el chocolate cuando está en su punto, creo que es el mejor que hay en Málaga. Aun estando en calle Larios el local es muy cutre, apenas hay espacio en el interior, 4 mesas y 2 de ellas están muy desprotegidas, yo diría que solo una merece la pena, la que da para calle Larios y está ligeramente elevada, por lo tanto se tiene una vista estupenda. La terraza no está mal pero hay una parte que está en un callejón, al lado de una alcantarilla que en verano no huele precisamente bien. Lo peor son los precios, son excesivamente caros (una bola de helado 3€, pero para darse un capricho es ideal. Ojalá mejorasen el local…

Heladería Casa Mira y Heladería Lauri: La heladería Mira también está situada en calle Larios pero el local se resume a un mostrador con los precios detrás. Los helados no son tan buenos como los de Farggi pero son mucho más baratos (1,7€ el cucurucho con una bola), para mí gusto son demasiado azucarados. Hay otro mira por El Mayorazgo, un barrio a unos 4km del centro. La heladería Lauri es similar pero está situada en la zona este de Málaga (Pedregalejo).

Anuncios

Read Full Post »

Me paso la mitad de mi vida resfriada, y no, no es mentira el curso pasado cogí ocho resfriados, lo que viene a ser casi uno por mes. Y en momentos muy oportunos como justo antes de un viaje a Londres, en Junio y no sabéis lo que duele estar resfriada mientras se está en un avión, una siente que la cabeza le va a explotar. No sé porque cojo tantos, sí soy una persona debilucha pero mi madre también lo es y no coge ninguno (según ella porque come las milagrosas bayas goji). Aunque un resfriado no parezca gran cosa, molesta muchísimo y puede degenerar (como a mí me ha pasado en una otitis). Con un resfriado se está obligada a continuar haciendo vida normal pero con una carga añadida con la congestión nasal que no deja respirar, la tos que irrita la garganta y esa sensación de cansancio y pesadez. Además mi madre tiene aversión a los medicamentos normales y estoy “condenada” a tomar medicamentos homeopáticos, que no hacen nada pero como mínimo saben azúcar. Pero debido a mí otitis he tenido el enorme privilegio de

Unos de los efectos del resfriado que más me molesta es que no puedo dormir bien, he estado despertándome de madrugada durante varios días, con la garganta seca, tosiendo y con mocos. Después toca jugar al escondite con el paquete de pañuelos que por mucho que lo haya dejado debajo de la almohada pues no aparece; y llega el gran momento de mirar el reloj y descubrir…¡Qué son las cinco de la mañana :)! Bueno y ahora tengo “suerte” porque antes siempre me sangraba la nariz y tenía que salir de la cama corriendo (nada de estirarse) y dejando un reguero de mi cuarto al baño (sí, Pulgarcito versión gore) que tenía que limpiar mientras llevaba un ridículo tapón de algodón en uno de mis orificios nasales. Aunque reconozco que lo de sangrar me ha librado de algunas clases sobre todo una el año pasado que empezaba por efe…Una cosa que se me olvidaba es que cuando hablas por primera vez  la mucosidad en la garganta hace que la voz parezca un chirrido o un rugido, lo que resulta bastante ridículo.

Total que los resfriados son horribles, muy fastidiosos pero los prefiero a otro tipo de enfermedades.

Read Full Post »

Hoy he ido a ver “Sherlock Holmes”. Antes ver la película ya tenía ciertos presentimientos, ideas o suposiciones sobre la película. Primero, no me gusta el actor que hace de Sherlock Holmes, Robert Downey Jr., nunca me imaginaría a Holmes, me lo imaginaba con una nariz fina ganchuda, unos ojos astutos, unos labios finos y con aire de caballero inglés; pero Downey es todo lo contrario un americano con aire de chuleta guaperas (para mí no lo es) rebelde, lo que no sé es si en la versión original pone o no el acento. eso en el plano físico pero psicológico también me imaginaba que habría bastante exageración o poca fidelidad con el Holmes de Arthur Conan Doyle. Casi me imaginaba más Jude Law, que hace de Watson, en ese papel pues tiene un aire más british (bueno, lo es). Otro de mis presentimientos es que la película iba tener demasiada acción y poca investigación, es decir una balanza desequilibrada.

Y no me equivocaba. Sin más dilación, el argumento: Holmes y Watson capturan a Lord Blackwood, un miembro de la Cámara de los los Lores que es además un asesino que hace rituales de magia oscura metido en una organización pseudo-masónica. Poco después de ser detenido, Lord Blackwood es ejecutado. Pero pocos  días después un enterrador declara haberle visto revivir…

Si habéis leído algún relato de Sherlock Holmes os daréis cuenta que este argumento no está en la línea de los libros. Es una típica historia comercial hecha para atraer al público aprovechando el tirón de la conspiraciones masónicas (muy en boga últimamente con lo de Dan Brown y similares). Han convertido a Holmes en una especie de James Bond extravagante y deductivo, han exagerado cada una de sus rasgos hasta que el personaje es irreconocible. El Holmes de la película es extravagante, desordenado, obsesivo, maleducado, provocador, sucio, una especie de maestro de las artes marciales aunque conserva sus dotes deductivas. El Holmes del libro era un hombre bastante educado, algo estirado, obsesivo y tenía su punto extravagante, también se le da bien el boxeo pero solo lo utiliza en situaciones extremas. Era una persona ordenada y metódica y es verdad que cuando no tenía un caso caía en un estado de apatía total (eso no quiere decir que no se lavase durante 3 meses) pero algo que curiosamente no aparece en la película es que Holmes era heroinómano (bueno, en el siglo XIX la heroína era vendida como un derivado no-adictivo de la morfina). Su manera de criticar a Scotland Ward era más sutil y sobre todo no estaba enamorado de ninguna mujer. Total que no me gusta esta reinvención del personaje, demasiado caricaturizada. Aunque bueno se salva porque Downey no lo hace mal.

A Watson si lo identifico más como el típico amigo fiel y bueno su físico también, aunque siempre me lo había imaginado algo gordo pero Jude Law lo vale XD. Sobre el personaje de Irene Adler no puedo opinar mucho pues no he leído la historia en la que aparece, pero supongo que entre Holmes y ella no había nada (y en la película sí) salvo que la respetaba como oponente.

A favor de Holmes y Watson he de decir que la pareja funciona y los momentos de humor son bastante graciosos. La ambientación del siglo XIX y el vestuario creo que es lo más conseguido y no se ven tipo cartón-piedra. Las escenas de acción tienen su gracia y eso de que Holmes comente los golpes que va ejecutar me parece un buen invento. El problema es que a la película le falta algo más de deducción y que las escenas de la investigación tuviesen más importancia.

Bueno tampoco es que la trama dé para mucho pues tendrá su continuación en una segunda parte lo que da lugar a bastantes lagunas. Odio los finales abiertos o los tu bi continew me parecen muy cutres (parecen de una serie) y una manera de sacarnos dinero muy descarada (ya sabían que iba a tener éxito). Pero a pesar de todos estos defectos la película es entretenida y graciosa. No han respetado mucho la esencia de Sherlock Holmes pero claro qué se va a esperar de una película comercial cuyo objetivo es satisfacer a la gran mayoría. Si esta película no utilizase a Sherlock Holmes a lo mejor me hubiese gustado más, pero de todas maneras he pasado un buen rato y no se me ha hecho en absoluto pesada. Un 7,35 sobre 10.

Read Full Post »

Sí, increíble pero he visto una película entera en la televisión sin morir en el intento, aunque sentí el deseo de romper la televisión en  los eternos descansos publicitarios (es que la echaban en Telecinco) no lo hice porque quería ver el final (y eso que me lo medio sabía). Le estoy cogiendo gustillo a esto de ver cine español, porque me he dado que no todo son españoladas cutres (pero la mayoría lo son y que no se quejen de que no las ven).

El argumento es el siguiente: Laura regresa al orfanato en el que paso parte de su infancia para montar una residencia para discapacitados. Pero su hijo (adoptivo) empieza decir que ve a unos niños, pero los padres no le prestan mucha importancia hasta que este desaparece…

Yo no la clasificaría dentro del terror pues realmente no da miedo (pero claro verla en la tele no es lo mismo que verla en el cine) ni asco, salvo una escena en la que se ve a una vieja con la cara desfigurada, sino que es más opresiva, han logrado muy bien el ambiente. Los actores, sobre todo la madre (Belén Rueda) que lo hace muy bien, son en general convincentes. Aunque me supiese más o menos el final, aguanté y es que logra que una se meta dentro de la película, que se implique en las búsqueda.

Lo malo es que el argumento (sobre todo su base o al principio) no es muy original, lo veo ligeramente inspirado en “Los otros”(que es una buena película pero no da ni un susto). En resumen una buena película, que se desmarca de la típica españolada. Para que después digan que no sabemos hacer cine comercial, bueno y exportable. Un 8 sobre 10.

Read Full Post »

Sí esta es una entrada auto-depresiva porque mañana, desgraciadamente vuelvo al colegio y me esperan dos cariñosos controles que ni siquiera me he leído y además uno de ellos es bastante grande. Mi plan de estudios era tener todo el fin de semana libre para estudiar preparar los controles. Pero ya se sabe lo que pasa con los planes que cuando una está de viaje no le apetece hacer deberes y mirad como he terminado, con un desastre digno de mis tiempos más vagos.

Y he perdido la mañana  porque he estado enferma o sea que ni siquiera puedo aprovechar todo el domingo Pero afortunadamente uno de los controles es más de comprender y la asignatura se me da bastante bien pero el otro…Además hace un tiempo bastante deprimente, está nublado (eso me gusta) pero cae constantemente la típica lluvia fina, muy molesta.

Y es que las vacaciones de 2 o 3 semanas son las que hacen más perder el ritmo ya que te crees que son larguísimas y que hay tiempo para todo mientras que las de una semana se asume perfectamente que no son muy largas. Yo que tenía una serie de planes que quería hacer y no he cumplido nada, ni mi plan de estudios ni he subido a la colina que hay al lado de mi casa ni he visto Lo que el viento se llevó.

Voy a tener que volver a despertarme y acostarme pronto, a no poder permitirme el lujo de remolonear en la cama, pasar hambre (es que la comida del colegio es punto y aparte, ya le dedicaré una entrada), volver a estudiar todos los días…

Bueno había que volver algún día pero no quiero imaginarme como estarán de frías las clases y además solo hay una o dos estufas pequeñas en cada una, vamos que será muy agradable.

P.D.: He podido estudiarme los dos controles bastante bien.

Read Full Post »

Aprovechando el día del espectador, unas amigas y yo hemos ido a ver “Los fantasmas de mis ex-novias”. aquí os dejo con el argumento:

Connor Mead (Matthew McConaughey), fotógrafo de famosos,  es un soltero empedernido que adora la libertad, las mujeres y la diversión, con una estricta política de no tener ninguna atadura, no lo piensa dos veces a la hora de terminar las relaciones que tiene con varias mujeres a la vez a través de una llamada en conferencia, al tiempo que va preparando su estrategia para su próxima cita.

Paul, el hermano de Connor, es más bien el tipo romántico. De hecho, tiene planes de boda. Desafortunadamente, la noche antes del gran evento, Connor y su actitud sarcástica ante el enlace sirven para estropear los preparativos de la fiesta.

Justamente cuando todo parece indicar que Connor va a lograr por sí solo arruinar la boda, recibe una llamada de aviso del fantasma de su tío Wayne (Michael Douglas), legendario playboy amante de las fiestas y de las mujeres, cuyas proezas han servido de ejemplo para Connor. El tío Wayne trae un mensaje urgente para su pupilo, un mensaje que le entrega a través de los fantasmas de todas las novias que Connor ha dejado plantadas, del presente, pasado y futuro, y que lo llevarán a través de una reveladora y desternillante odisea por una larga cadena de relaciones fallidas.

“Los fantasmas de mis ex-novias” es otra revisión del “Cuento de Navidad” de Charles Dickens pero en versión amorosa. Como toda comedia romántica, peca de previsible. Desde el principio una ve como va terminar la cosa. esta película me ha dado una buena sorpresa pues me la esperaba mucho peor, más sensiblera-moral. La primera parte de la película es francamente graciosa y divertida, sobre todo cuando se muestra su pasado sentimental. Pero a medida que los fantasmas le visitan, nuestro protagonista se va volviendo “convencional” y deja de ser un licencioso, la película empieza a desarrollarse de manera más predecible y el humor deja paso al rollo aleccionador y claro la película empeora para de terminar con nuestro personaje redimido. Las actuaciones están bien, Matthew McConaughey es el actor ideal para hacer de playboy y todos pegan en sus papeles.

Ojalá haya algún día en el que una comedia romántica que no sea predecible, sin que todos terminen felizmente enamorados (tampoco pido una desgracia). Si esta hubiese terminado de manera atípica, se merecería un 8. De todas maneras regala grandes momentos, salvo por esa parte final que algunas veces raya lo triste, y es una opción muy recomendable para pasar un buen rato ya que la cartelera no tiene de momentos películas muy interesantes salvo “Avatar” y “No es tan fácil”. Un 6,75.

P.D.: En el cartel se han pasado con el photoshop, las caras de los actores parecen una máscaras o hechas de cera.

Read Full Post »

Sí, desgraciadamente la Navidad se acaba (aunque yo no vuelvo mañana al colegio). Hoy seguramente retiraran los adornos, las luces y Málaga recobrará su aspecto habitual, el espíritu navideño se desvanece hasta el próximo año. A mí el fin de la Navidad siempre me ha provocado una ligera melancolía, como el final de cualquier etapa del año. Bueno pero este no es el tema de mi entrada, he esperado a que la Navidad acabase para escribirlo ya que no quería destruir ninguna ilusión.

ADVERTENCIA: SI CREÉIS EN PAPA NOËL O EN LOS REYES MAGOS NO SIGÁIS LEYENDO.

Yo dejé de creer en P.N y los R.M a los ocho años, una semana antes de las Navidades de 2003, creo. Yo ya llevaba tiempo escuchando los rumores de que no existían, de que era los padres… Después estaban los que creían firmemente y me acuerdo que algunas veces se armaban verdaderas batallas entre “los difusores de la verdad” y los “monárquicos-noëlistas”. Un ejemplo:

DV:- Los R.M y P.N no existen, son los padres.

MN:-Eso será en tu casa que los R.M y P.N no te quieren. A mí me llenan la habitación de regalos y eso es imposible que lo hagan mis padres.

Entre esos dos grupos había “mutaciones”, gente que creía en unos pero no en los otros. Yo no pertenecía a ninguno de los dos grupos (ni era una mutante), yo simplemente dudaba. Sospechaba que había algo raro en todo ese asunto, ya que sabía que el Ratoncito Pérez eran los padres y por lo tanto no paraba de preguntar a mis padres si existían o no. Mi madre intentaba mantener la duda pues faltaba poco para la Navidad y mi padre no respondía. Pero un día, mi padre ya harto de mis incesantes preguntas me desveló la verdad: no existían. Eso me lo dijo solo unos días antes de la Navidad por lo tanto mi madre se enfadó con él. Recuerdo las navidades en las que perdía la ilusión como las más sosas de mi vida, aunque poco a poco fueron mejorando. Poco a poco, la gente dejó de creer y cuando teníamos ya 10 años solo quedaban dos o tres personas que mantenían la ilusión. Aunque algunos profesores les intentaron hacer ver que no existían parece que no surtió mucho efecto. Pero tranquilos ahora ya nadie cree.

Repasando todo, me he dado cuenta de algo, ¿como podíamos creer?. En mi caso particular, cuando tenía 5 años, tapiaron la chimenea, en ese momento pregunté que como Papa Noël podía entrar y mi madre me respondió que aparacaría su trineo en la terraza. En cuanto me desperté empecé a intentar adivinar las huellas de los renos, ¿cómo mi madre aguanto sin reírse? Después me acuerdo de los Papas Noëles repartiendo anuncios, esos que decían “hohoho” sin ninguna ilusión y a los que se les caía la barba. Algunas veces había dos en la misma calle y cuando preguntaba si eran P.N siempre respondían con que esos eran los ayudantes de Papa Noël o que eran falsos P.N. ¿Por qué el Corte Inglés habría la noche de Reyes hasta las 12 de la noche?¿Por qué no decían que no había que pedir tantos regalos, si eran magos?¿Por qué en los catálogos de juguetes se ponía tanto énfasis en los descuentos?¿Cómo es que veíamos las entregas de juguetes de los niños pobres sin ver a ningún rey mago o P.N?¿Cómo es que los R.M estaban a la vez en 20 cabalgatas?¿Por qué Baltasar era un blanco pintado de negro?…

Supongo que lo que nos mantenía era la ilusión de los regalos y la inocencia infantil.

Read Full Post »

Older Posts »