Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 noviembre 2010

Había oído maravillas de él, todo eran críticas positivas… Me intrigó la idea de una novela “policiaca”, en una abadía durante la Edad Media mezclada con algunas conversaciones sabia y además todo eso escrito por un escritor reputado. Finalmente me lo compré, después de una larga espera, hace unas dos semanas. Reconozco que tenía grandes expectativas puestas en su lectura y estaba casi segura de que me gustaría (total le había gustado a mucha gente ¿por qué no a mí?). Siempre intento empezar un libro o ver una película sin grandes ilusiones, ya que que lo más probable es que terminen decepcionándolas. Y este has sido mi caso, no me ha disgustado pero me la imaginaba diferente.

La historia comienza con el asesinato de un monje en una abadía, a la que van para resolverlo Guillermo de Baskerville, un franciscano y su joven pupilo Adso, un benedictino. Urge encontrar pronto al culpable, ya que pronto en la misma abadía se reunirán los emisarios del Papa y los superiores de la Orden Franciscana para tratar asuntos teológicos.

Esto sería más o menos el planteamiento de la novela muy resumido y con lo básico. El problema que le veo al libro es que tiene un desarrollo muy lento en su trama policiaca (y eso que soy una lectora paciente), sobre todo al principio. La trama principal se interrumpida a menudo por tramas históricas o discusiones filosóficas, generalmente muy bien escritas e interesantes (sobre todo las históricas) pero que a veces no me parecen muy bien integradas, ya que por ejemplo, después de cincuenta páginas de trama paralela se nos menciona un pequeño detalle, citado a lo mejor sesenta páginas antes.

También en el comienzo, se nos habla de hechos históricos precisos y creo que no especialmente conocidos, con total naturalidad y sin muchas aclaraciones, por lo tanto al principio andaba un poco perdida. Afortunadamente, en los sucesivos capítulos ya se va aclarando todo el contexto histórico, que en mi opinión es uno de los  puntos fuertes del libro. Sobre los diálogos tengo opiniones diversas: algunos me parecieron bastante buenos y útiles, otros normales (la mayoría) y algunos casi me resultaban pedantes e innecesarios. Otra cosa que me ha irritado un poco es el constante uso del latín, aunque menos mal que mi edición tenía traducciones, pero de todas maneras es un pesado ir al final del libro a buscar la traducción. Además de esa incomodidad, hay que añadir que le tengo cierta manía personal a esta lengua muerta, di unos años clases y me parecieron de lo más aburrido. Yo veo justificado el uso del latín para algunas citas o expresiones, pero el exceso me resulta pretencioso (sí, se que me voy a llevar alguna crítica por esto). Con esto no estoy diciendo que Eco sea un mal escritor (más bien es uno muy bueno), ni mucho menos, pero su estilo no me ha convencido totalmente.

Todas estos defectos para mí, se concentran principalmente en las primeras 500 páginas, que a veces se me hicieron pesadas porque sentía que la investigación no avanzaba. Sin embargo, las doscientas páginas finales si que me engancharon, la trama se precipitaba y el ritmo aumentaba; para mí, la mejor parte de la novela.

En los personajes ha habido de todo, están bien construidos pero algunos me han dejado fría, por ejemplo Adso me parecía demasiado neutral, algo sosete y Guillermo, demasiado bueno y sabio. Sin embargo, otros monjes como Jorge o el inquisidor sí que me han gustado más.

Sobre la resolución de la trama del crimen, tengo que decir que no había hecho muchas conjeturas, pero dentro de lo que cabe, el final no me sorprendió demasiado pero sí me pareció bastante acertado y lógico.

En resumen, tengo que decir que la novela me ha decepcionado porque me la imaginaba más centrada en el misterio y no tanto en los hechos históricos o las discusiones, que como ya he dicho, la cortan demasiado. El desarrollo se me ha hecho lento durante los dos primeros tercios del libro, aunque al final si me ha atrapado. Eco me parece un buen escritor pero no sé si repetiré. Supongo que si no hubiese con tantas buenas perspectivas, me habría gustado más. Reconozco que me quedé sin ganas de más y ni siquiera hojeé Apostillas al nombre de la Rosa. Total, que le doy un poquito más de un 7 sobre 10.

Anuncios

Read Full Post »

Después de varias semanas, vuelvo al blog. No sé porque pero últimamente no estaba nada inspirada (ni siquiera para hacer reseñas), las reseñas no terminaban de cuajar y un poco agobiada; todo esto ha hecho que lo haya abandonado totalmente. Aunque ahora tengo un montón de libros por reseñar (seguramente no de todos podré hacer una crítica) para empezar voy a reseñar Crónica de una muerte anunciada, que me leí hará dos semanas, por lo tanto, seguramente habrá algunas imprecisiones.

Anteriormente, de García Márquez solo había leído Relato de un náufrago, que más bien es un reportaje periodístico; era una lectura obligatoria del año pasado. Me gustó bastante, al final se me hizo un poco repetitivo aunque el estilo del autor me agradó. Como una amiga mía se estaba leyendo Cien años de soledad y le estaba gustando, decidí probar suerte con alguno que tenía por casa. Cogí uno cortito (en parte porque las vacaciones se estaban acabando), en mi edición menos de ochenta páginas, del que además ya había leído una vez un fragmento y me había parecido original.

La historia empieza de forma bastante clara: Santiago Nassar va a morir. Si ya sabemos el final; ¿cuál es el interés de la historia? Pues es ver como ha podido este crimen suceder y sus motivos. La narración se desarrolla en un pueblo, creo que imaginario, en Sudamérica. No sé como lo consigue, pero G.G.M le da al pueblo y a la historia un toque singular, como el típico ambiente sudamericano-caribeño que te imaginas pero a la vez algo surrealista y mágico.

Además del planteamiento de la narración, bastante original, lo que le da el verdadero interés a la historia es como es contada, bastante diferente para lo que hasta ahora había visto en materia de crímenes. El narrador, que por varias pistas se puede suponer que es el propio García Márquez, va analizando las coincidencias gracias a las cuales el crimen se produjo, a través de los testimonios o declaraciones de los personajes, que en el fondo, de una manera u otra lo propiciaron.

Es decir, que tenemos una gran cantidad de detalles a la que se suman también varias historias paralelas. Aunque esta avalancha de datos sea la mayor virtud y su gracia del libro, estos no dejan un gran recuerdo, más bien una idea general. Además, hay un momento en el que pierde un poco de ritmo, debido a esta avalancha, que ralentiza a veces el desarrollo y lo hace a veces algo repetitivo al final. Pero estos pequeños defectos que yo le he encontrado, no llegan a empañar de manera importante la novela.

Hay una gran cantidad de personajes, cada uno importante a su manera. Casi ninguno de ellos está descrito con profundidad pero cada uno cumple su papel, algo así como una gran obra de teatro. Eso sí, pasa como con los detalles (creo que aun más) que pasado un tiempo, la mayoría de ellos habrá sido olvidada.

En resumen, una novela entretenida y buena sobre todo gracias a la manera de escribir de G.G.M, creo que está bastante bien para iniciarse con el autor; pero creo que no deja un recuerdo muy marcado. Espero repetir pronto; seguramente con Cien años de soledad. Le doy un 7, 75 sobre diez.

Aviso, para las personas sensibles, algunas partes pueden resultar desagradables.

Read Full Post »