Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2009

Ayer fui por primera vez al Ikea de Málaga, nunca antes había ido a un Ikea (salvo cuando era pequeña en Madrid pero no me acuerdo). Está ubicado a las afueras de la ciudad (como todos los ikeas) en una especie de centro comercial (ya que simplemente son grandes almacenes unidos por un aparcamiento) llamado Bahía Azul. Bueno, entramos y cogemos los lápices y las listas de la compra y a partir de ahí empieza nuestra aventura ikea. Yo iba buscando una nueva estantería, una cajonera, un sillón para mi cuarto, cajas, organizadores y moldes para repostería. La tienda es poco laberíntica y esta organizada en secciones por habitación o mueble. Hay un restaurante con unas excelentes vista sobre la periferia malagueña. Abajo encontramos más departamentos, el almacén y las cajas. El almacén me recuerda a esa película de Pixar “Monstruos S.A” la gran sala donde están las puertas, fue una sensación rara como si cumpliese un sueño de mi infancia.

A mí me gusta Ikea por que los muebles están bien y son baratos pero claro hay que montarlos y transportarlos. Algunos muebles que son las versiones baratas de otros muebles (por ejemplo la librería FLÄRKE es una versión barata de la BILLY) parecen demasiado endebles, malas y tienen un acabado “barato”. Lo mejor de la tienda es que tienes una libertad total, nada de miradas asesinas cuando una se tumba en una cama, una se sienta en un sofá o observa o los cajones de un armario. Pero eso tiene un inconveniente y es que a veces la tienda (bueno, los espacios que imitan una casa) tiene un aspecto descuidado, con papeles tirados o muebles pintados  (ya sabemos que la gente suele ser incivilizada). Para mi gusto algunos muebles están mal “presentados”, por ejemplo lo escritorio que simplemente están puestos en fila uno detrás del otro, pero claro tampoco es que espere una presentación digna de una tienda de lujo. También creo que hay pocos dependientes y es algo difícil encontrar alguno, pero a su favor hay que decir que son agradables y atienden bien. Pero en general la tienda me ha gustado y he visto muebles bastante interesantes.

Antes de ir al Ikea, fui al Carrefour de la Rosaleda o Caniland. Debido a su posición geográfica, al lado de la Palmilla (barriada de la aristocracia kinki de Málaga) y os imagináis como está eso a las 7 de la tarde un sábado… Bueno yo afortunadamente fui a las 4 un jueves o sea que no tuve ningún problema. Nunca me han gustado los hipermercados, es verdad que tienes de todo pero prefiero ir a tiendas especializadas, en las que se disfruta comprando y no sitio con techos altísimos en los que se ve los conductos del aire acondicionado, están atestados de gente, el personal pasa de ti y en las cajas hay que esperar media hora… Pero este Carrefour está adaptado a los gustos del kinki, solamente hay que ver que la sección de libros es casi inexistente y que la sección de joyerías es el colmo de la horterada, todo de oro barato y cuanto más ostentoso sea, mejor (dan miedo los anillos que no sé como no se curvan los dedos de quienes los llevan). Bueno tardamos un cuarto de hora en ser atendidos y cuando instalé mi impresora me di cuenta de que le faltaba un cable…

Read Full Post »

Últimamente se ha hablado mucho de los libros electrónicos con la salida del Kindle en España, por eso hoy le dedicaré una entrada.

Personalmente los libros electrónicos (o e-book) no me atraen nada. Y eso que soy joven. Los e-books me parecen excesivamente caros y además después hay que comprar los libros, que son algo más baratos que los de papel pero de todas formas no compensan. Encima hay que comprarlos por internet o descargarlos y yo no tengo tarjeta de crédito( ni creo que mis padres me la dejen), ¿y dónde queda el encanto y el placer de ir a una librería y hojearlos tranquilamente, observarlos…? Dicen que el e-book es el equivalente del ipod, pero no es así ya que cuando escuchamos música no vemos ni lo tocamos el disco pero cuando leemos sentimos el libro bajo nuestras manos.  No tiene comparación una biblioteca ordenada y con una buena colección de libros que un soso y feo aparato electrónico, sentir el tacto del papel, el olor del libro… Un libro no cansa la vista (o sea el objeto propiamente dicho) y parece que los e-book tampoco, pero sinceramente no me lo creo, todas las pantallas cansan la vista por mucha tinta electrónica que tengan. El catálogo de libros en español es todavía muy limitado, solo hay superventas y poco más (nada de libros raros…).

Y ahora está el problema derivado de la expansión de estos aparatos, es que surgiría algo que nunca había surgido en este campo: LA PIRATERÍA. No creáis que soy una agente de la SGAE yo me descargo felizmente música, series y películas sin pagar un euro. Por ahora la piratería de libros no ha existido o no tiene ninguna repercusión sobre las ventas. ¿Quién quiere leer 700 páginas en una pantalla que destroza la vista?¿Quién se gastará un cartucho para imprimir un libro (sale más barato comprarlo)? Pero si estos aparatos se generalizan, tenedlo por seguro que surgirá la piratería. ¿Quién va pagar por algo pudiéndolo obtener gratis y además idéntico? Por lo tanto generaríamos un problema donde no lo había y saber como acababa la literatura…

Al libro electrónico le encuentro solamente tres ventajas, y es que para irse de viaje es muy práctico, nada de acarrear con libros que después uno no se lee por falta de tiempo. Gracias a que los libros se distribuirían por internet cualquier escritor podría “publicar” su libro y hacer fortuna sin depender de ninguna editorial (que además se queda con gran parte del dinero). Y bueno por último, el motivo ecológico, que así no se talarían tantos árboles pero claro fabricar un aparato electrónico contamina.

Read Full Post »

Ágora

Por fin una película española (bueno, medio española) buena y con un apartado técnico que no tiene nada que envidiar a una película americana y está siendo un éxito. Dicen que el cine español no triunfa por la piratería y porque no se le dedica suficiente espacio para en los cines. FALSO. ¿No será porque la mitad son una bazofia, las típicas comedietas casposas (exceptuando “Pagafantas”) o parecen propaganda del ministerio de educación (como “Bullying”)?  Y además “híper-subvencionadas”, por lo tanto esas basuras las financian con nuestro dinero. Bueno, me estoy yendo por las ramas

Aquí va un pequeña sinopsis: Siglo IV. Egipto está bajo el Imperio Romano. Las violentas revueltas religiosas en las calles de Alejandría alcanzan a su legendaria Biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hypatia (Rachel Weisz) lucha por salvar la sabiduría del Mundo Antiguo con la ayuda de sus discípulos. Entre ellos, dos hombres se disputan su corazón: Orestes y el joven esclavo Davo (Max Minghella) que se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso de los cristianos.

Como se ve es una película histórica que mezcla acción y drama. La película muestra muy bien los conflictos religiosos y el ascenso del cristianismo, tema sobre que el no estaba yo muy informada (ni muy interesada, hay que decirlo). El guión está bien (todo explicado), la historia es interesante  y el mensaje (contra la intolerancia religiosa) que quiere transmitir está bien “clarito”. Hay personas que dicen que la película es “fría” pero yo ne he notado esa “frialdad” y a decir verdad, me emocioné un poquito al final (y eso que mis amigas me llaman “insensible-pesimista”). Respecto a la fidelidad de la película con la historia original, al no haber muchos datos es poco difícil determinarla, al parecer lo es bastante aunque detalles como la edad han sido cambiados (bueno una película con una protagonista de 60 años no tendría mucho atractivo). Las actuaciones me han parecido bastante buenas, incluidas las de los secundarios. El apartado técnico es impecable, buenos efectos especiales, nada de decorados de cartón piedra, buen vestuario y algunos planos con la cámara son impresionantes (cuando la exacerbada turba cristiana entra la biblioteca, por ejemplo). Los únicos defectos que le encuentro es que en la película no se nota el paso del tiempo ya que desde el principio hasta el final pasan varios años y los personajes no envejecen (sobre todo Hipatia) y el ligero abuso del efecto “Google Earth” o “2001”, una vez vale, dos también pero de ahí delante se llama exagerar.

La recomiendo encarecidamente, sobre todo viendo lo que hay en la cartelera ahora. Un 8,75 sobre 10.

Read Full Post »

Ayer el profesor de latín nos pidió que preparásemos bizcochos, pasteles para venderlos durante el recreo. Desesperada busqué alguna receta por internet pero al final simplemente cogí una receta familiar. Os la paso por si algún día la necesitáis.

Ingredientes

– Un yogur natural (0,125L)

– 3 huevos

– 3 medidas de yogur de harina

– 2 medidas de azúcar

– 1 medida de aceite

– 1 sobre de levadura

– 1 una medida de yogur de aceite

– mantequilla

Mezclamos los anteriores ingredientes, salvo la mantequilla que utilizaremos para untar el molde, hasta que no queden grumos y la masa sea liquida. Después la vertemos en un molde y lo ponemos en el horno en el horno a 200·C más o menos una hora. Para comprobar si está lo suficientemente hecho intentad dibujar con un palillo una carita sonriente, si la dibujáis fácilmente es que no está lo suficientemente  cocido.

Read Full Post »

Modas ridículas

Esta entrada la voy a dedicar a modas que me parecen bastante estúpidas, incómodas y a mi parecer algunas veces antiestéticas. Empecemos por lo de dejar las pegatinas (esas generalmente doradas) en las gorras de béisbol, las de visera plana. No lo comprendo, no son ni bonitas ni tienen nada de “exclusivo” es un trozo de plástico con pegamento que ni siquiera acredita que la gorra es verdadera. ¿Es que la hace más distinguida? Si es que algunas veces el color de la gorra “chirría” con el color de la pegatina. Es como si le dejases las etiquetas a la ropa. A lo mejor es que la gente le gusta pregonar su talla de gorra o algo similar.

Ahora trataré el tema de los pantalones cagados (de chicos), una de las cosas más horrendas que he visto. Ligeramente cagados (unos diez centímetros) quedan bien, que es así como los llevan en Inglaterra (cosas de ir de intercambio) pero aquí (en Málaga) la gente suele llevarlos algunas veces por la rodilla (sin exagerar). Parecen paticortos además a algunos les modifica permanentemente su forma de andar, es decir caminar con las piernas separadas. No me imagino lo incómodo que es llevarlos así y ni el frío que se debe pasar en invierno. Lo irónico es que cuando se les caen totalmente, muchos en lugar de subírselos se bajan la camiseta. Pero al menos es muy gracioso ver cuando corren.

Ya aquí llegamos a la última a parte de mi entrada. La moda de llevar la mochila cagada. Una vez haciéndole un favor a una compañera que vivía cerca de mi, me llevé su mochila a mi casa para que ella fuese después a recogerla. Total, caminé con ella unos 70 metros y Dios, qué dolor. La mochila se me caía, me daba golpes en el lumbago y mi hombros se curvaban bajo su peso. Al día siguiente todavía me dolían los hombros y la espalda. Eso se llama sacrificar la comodidad por la moda (yo no le veo nada bonito pero bueno para gustos colores).

¿Se os ocurre alguna mas?

Read Full Post »

Planes en Málaga

Málaga aun siendo una ciudad grande no tiene mucho que hacer. No tiene muchas tiendas “originales” es decir que no sean grandes cadenas. A parte del centro, de los centros comerciales y del Corte Inglés, no hay mucho comercio. Casi siempre voy al centro y al final creo que me voy a cansar de él, estoy bastante harta de siempre hacer lo mismo, pero al menos te puedes encontrar a bastante gente. Aunque claro los CC son mucho peores y más agobiantes (salvo el Málaga Plaza, donde está el Fnac).

En cuanto a bares y cafeterías el panorama es bastante desolador. La mayoría de los bares son los clásicos cutres con su maquinas tragaperras y una telivisión con el fútbol a tope. Después hay algunas terrazas agradables pero que no sirven nada del otro mundo. Sitios bastantes bastante buenos como Farggi tienen un local pequeño y abierto, por lo que en invierno es desagradable estar mucho tiempo en los sitios cercanos a la puerta y el único sitio bueno esta colonizado por unas viejas. Otro sitio bastante bueno es Lepanto que si tiene un local agradable, aunque sin vistas, y los productos están bien. Pero lo malo de las cafeterías anteriormente citadas es que son “caras”. Otra alternativa es ir a Mira, una heladería buena pero que no tiene local. Aquí lo que nos falta es algo tipo Starbucks, de precio moderado y agradable. Tenemos los Dunkin & Coffee, que es más barato y algunos locales como el que está al lado del Fnac no son muy acogedores, pero al fin y al cabo no están mal pero de todas maneras se echa en falta un Starbucks o un Faborit (ojalá esta cadena no solo se encontrase en Madrid).

No sé ni me interesa el panorama de las discotecas en Málaga pero creo que salvo la Sala Vivero que tiene cierto nivel (una vez vino Avalanch, creo) pero por lo que tengo entendido son las clásicas con música machacona y regeaton. En Málaga no suele haber conciertos de importancia (ni que me interesen), y lo mismo para festivales aunque para la feria viene alguno con cierto caché. El problema es que la feria es que reúne a la flor y nata de los alcohólicos, framis y gitanos de Málaga. Según tengo entendido parece un botellón más que una feria y el centro está más sucio de lo habitual, cosa difícil.

Ahora pasemos a los restaurantes, en Málaga hay algunos muy buenos pero lo malo es que no tenemos “intermedios”. Es decir que están entre los restaurantes muy puesto, muy elegantes, con cocina moderna y entre las cadenas tipo Macdonald’s  o cutre restaurantes en los que el pescado nada en aceite y a la pasta le echan kepchup. O sea uno con una cocina buena pero no excesivamente elaborada ni con nombre cursis (espuma de zanahoria con transparencia de carne al aroma de moras) y locales agradables normales pero en los que no te sientas un poco cohibida por llevar unos vaqueros o unas zapatillas. Uno que recomiendo es el Zenart de comida japonesa que antes era bastante caro pero ahora ha moderado sus precios.

Después hay cosas que visitar tipo Museo Picasso, Gibralfaro, la Alcazaba está muy bien si vas en plan turista o para verlo de vez en cuando, pero habitualmente. La playa es otra opción pero las playa aquí no son muy buenas están atestadas de gente y sucias (sobre todo la Malagueta).

Read Full Post »

La gente siempre me dice “¿Por qué no te vistes de Bershka, Pull & Bear…?”. Y aquí voy a dar mis razones, aunque no creo que muchas personas la lean. No sabéis la cantidad de veces que la gente me ha, literalmente, asaltado en el Bershka para que me probase algo. Una vez casi me empalan con una percha XD.

Bueno la primera cosa es que no es mi estilo, sobre todo el Bershka porque en P&B muy de vez en cuando se puede encontrar algo. Que no sea mi estilo no quiere decir que algo no me gusta (bueno en este caso son las dos cosas) es como para mí el rosa, yo no me pongo cosas rosas (sinceramente no sé por qué) pero me gusta como le queda a la gente, sobre todo a algunas personas. Y bueno tampoco me gusta la ropa del Bershka suele ser muy cani (o jessi), muy estridente y llamativa y con estampados enormes. No me gusta el corte de los pantalones, o son pitillo o campana. Y siempre están demasiado desteñidos y destrozados. Y al ser así es muy difícil de combinar. Evidentemente hay cosas bonitas pero generalmente suelen ser así.

Las tiendas suelen estar mal decoradas, sucias y desorganizadas. La música es horrible, tecno machacona de la peor calaña. Al contrario que en P&B que intenta dar una imagen moderna “ligeramente” inspirada en Abercrombie (solo hace falta ver la nueva tienda en Calle Larios), el Bershka parece un almacén, la ropa está sin organizar, tirada y manchada de pote. Las dependientes son lo peor del mundo además de mirarte con asco (y eso me lo han echo mil veces en tiendas de lujo de Puerto Banús porque convencía a mi madre para que no comprase o criticaba la ropa en voz alta) te tratan fatal. Jamás te dedicarán una  sonrisa y siempre te están vigilando por si robas. Cosa que no surte mucho efecto porque he conocido verdaderas ladronas profesionales del Bershka. Una vez me rompieron un bolsa precintada en la que llevaba un regalo por que había pitado. Además el segurata ya había pasado la bolsa por la alarma o sea que evidentemente en la bolsa no llevaba nada.

Ahora vayamos con la calidad, que es pésima. La tela es finísima, por lo tanto se rompe al mínimo tirón (y arrancar la alarma es muy fácil…).  A las tres lavadas el color original ha desaparecido, por lo que una prenda solo dura una temporda. Sinceramente prefiero comprarme un pantalón bueno de 80€ (en rebajas 40-50) que sé que durará como mínimo dos años y no tres de 15€ que me durarán 3 meses.

Después vayamos con el apartado originalidad. y es que si compras ropa en alguna de esas cadenas tienes un 50% de posibilidades de que alguien que conozcas la tenga. No es algo que me moleste mucho pero es que hay veces que 3 o 4 personas tienen la misma prenda.

Read Full Post »

Older Posts »