Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Opinión’

Después de estar casi mes sin escribir, vuelvo aprovechando unos días de descanso. Como sabréis, leo desde hace poco a Mendoza, sin embargo la mayoría de sus libros me han gustado mucho, y además , hay bastantes en casa. No hará cosa de un mes me leí el primer libro de esta trilogía, El misterio de la cripta embrujada, todas ellas protagonizadas por un detective lunático internado en un manicomio que resuelve extravagantes casos; siendo todo una parodia de las novelas policíacas. A diferencia de otras novelas de Mendoza, esta se sitúa en el presente, es decir, en la misma época que cuando fue escrita, allá por los ochenta. El primero me gustó mucho y así que poco después cogí el segundo.

En este, nuestro curioso detective es mandado por la policía y el mismísimo ministro a entregar una importante suma de dinero contenida dentro maletín. Para ello, tendrá que irse a Madrid, donde se lo robarán y asesinarán a un hombre que confundieron con él. Amenazado, empezará una investigación ayudado por otros peculiares personajes…

En principio, la novela pinta muy bien, además empieza rápidamente, sin andarse con rodeos, a pesar de eso algunas veces se estanca hacia la mitad por la falta de nuevas pistas aunque gracias al aspecto cómico no aburre. Creo que si lo novela tuviese unas cuantas páginas menos (y eso que no es muy larga, 270 páginas), mejoraría ya que así estas partes se reducirían. Además, pienso que a este tipo de novelas le favorece un formato corto. Poco a poco la pistas se van acumulando, la tensión aumentado, aunque poco se intuye, y una va esperando un final alocado pero que explique todo. Sin embargo, el final es un gran bluff, excesivamente anodino, poco explicado (se resume en una frase) y que a mí no me termina de encajar con el resto de la trama. Durante el resto de la novela, como no sabemos que está pasando, la endeblez de la trama no afecta tanto pero finalmente deja un sabor agridulce. Sé que en esta novela la trama policíaca no es lo más importante pero considero que tiene que ser mínimamente sólida para que la novela no pierda calidad y se convierta en una serie de gracietas enlazadas (aquí, afortunadamente, no llega a tanto).

Los personajes son de lo mejor del libro, muy variados pero normalmente pertenecientes a lo más bajo de las escala social, todos con un punto cómico y peculiar. Hay que destacar al detective (que narra la historia en primera persona), que a pesar de repetir constantemente que no está loco, lo demuestra muchas veces con sus peculiares actos (que el toma por normales); aunque eso no quiere decir que no tenga a veces ideas brillantes e ingeniosas. Otro personaje al que le he cogido cariño ha sido Don Plutarquete, un extrañable viejecito historiador un poco pervertido pero que será de gran ayuda. Dentro del equipo de investigación también encontramos a la Emilia, una actriz y que es el personaje más cuerdo de la historia.

El estilo del libro es muy particular, ya que además de ser narrado por un loco, este adopta un tono muy refinado, culto y formal que no nos esperamos viniendo de un iletrado. Esta especie de desajuste es uno de los puntos principales del humor de la novela (y de la trilogía) además de la situaciones absurdas y personajes pintorescos (en general, todo casio caricaturesco); que creo que dan una idea aproximada del cutrerío que había en la España de los ochenta.

En conclusión, me ha gustado pero menos que el anterior, cuya trama me parecía más consecuente así como su final. Opino que aquí Mendoza quiso rizar el rizo demasiado y se le fue un poco de las manos, pues a veces el libro da demasiadas vueltas a lo mismo. Me ha hecho sonreír bastante, y hasta he soltado alguna risita (no soy de las que se ríen mucho con un libro), por lo tanto creo que el aspecto cómico está logrado aunque para disfrutarlo hay que entrar en el juego del humor absurdo. A veces ciertas situaciones me parecieron demasiado forzadas o alargadas, no obstante, son pocas. Creo que la mayor parte de la impresión negativa me la ha causado ese final con el cual se le ve el plumero al autor. De todas maneras, su lectura me ha hecha pasar un buen rato y lo recomiendo, pero es mejor leerse el primero, que es muy bueno. Pese a que me ha decepcionado un poco, voy a continuar con la trilogía, aunque tengo entendido que el tercero es más flojillo.

6,5/10

Anuncios

Read Full Post »

Este libro venía en una de las colecciones de El País y hasta esta Semana Santa, estaba cogiendo polvo en la estantería. En verdad, lo había intentado leer una vez pero a la primera página lo abandoné, no sé, el libro casi tuvo un efecto repelente sobre mí. Total, que aprovechando las vacaciones (y que no tenía ningún libro), le di otra oportunidad. Además, había un mini club de lectura en “Ábrete libro”, foro del que tengo que hablar algún día.

Es un poco difícil presentar la historia sin contar demasiado, ya que la mayoría de los hechos están muy entrelazados, así que solo mencionaré el principio: La historia se sitúa en dos ciudades, Londres y París, en los albores de la Revolución Francesa y durante ella. En 1775, el doctor Manette es liberado después de estar 18 años preso en la Bastilla, lo que le ha provocado una grave locura. Su hija, la cual pensaba que estaba muerto, es acompañada hasta París por el señor Lorry para llevarlo de vuelta a Londres…

Como digo bien, esto es solo el principio de la historia, cuya complejidad y tramas son mucho mayores. Por lo tanto, nos encontramos ante una novela histórica que ha pasado a ser uno de los clásicos de la literatura. Al contrario que en otras novelas históricas, aquí no hay una avalancha de datos ni aparecen personajes históricos, pero el contexto tiene una gran importancia: va a ser el desencadenante de todo y explicará en parte los actos de los personajes. La historia tiene buen ritmo aunque tarde bastante en meterse en el meollo, además de estar escrita con mucho talento y una excelentes descripciones y metáforas. Para mí, el estilo de Dickens es uno de los puntos fuertes. Sin embargo, creo que hay cosas que se intuyen demasiado rápido (quizás era lo que quería Dickens), lo que hace que al final se pierda parte del efecto sorpresa y un poco de ritmo.

Los personajes en general me han dejado un poco fría. No es que estén mal construidos, sus acciones son lógicas y tienen personalidad pero son demasiado maniqueos. Por un lado tenemos a unos personajes que parecen que no ha roto un plato en su vida, llenos de buenos sentimientos, etc y por otro a unos malos-malísimos, despiadados e inhumanos. Esto les quita bastante verosimilitud pues los buenos no solo se mantienen fieles a su espíritu, pero aun en las situaciones más adversas, no se les ve ni una mala palabra ni cierto rencor. Aunque casi todos los personajes sean un poco arquetípicos (la esposa- hija devota, el padre protector, la fiel criada…) hay algunos que en mi opinión destacan: Sidney Carton, atormentado y que según él ha echado su vida a perder, sin embargo, es capaz de hacer grandes actos; no aparece mucho pero tiene un papel importante. Y la señora Defarge, que a pesar de ser un personaje un poco extremo, es inteligente y tiene un aire inquietante (y con razón xD)…

En general, es un libro ameno y redactado con gran maestría, sin hacerlo difícil. Yo lo recomendaría especialmente a los amantes de los clásicos. Tengo también por mi casa Oliver Twist y aunque conozca la historia, probablemente me lo leeré pronto.

8/10


Read Full Post »

Después de leer tantas buenas críticas y verlo además en una edición de bolsillo de tapa dura, caí en la tentación y me lo compré. La verdad es que el tema del Imperio Romano nunca me ha interesado especialmente, quizás forma parte del rechazo que tengo a las clases de latín, en las que además había que aprenderse una parte de historia (era lo más soportable). De todas maneras el libro me interesaba y además me apetecía algo de histórica ya que llevaba mucho sin leer nada de ella.

La novela es la ficticia autobiografía de Claudio, que abarca desde antes de su nacimiento hasta su nombramiento como emperador. Claudio siempre fue considerado como un tonto y un inútil por su familia y en consecuencia por la Historia. Sin embargo, aquí Claudio es muy diferente; se nos lo muestra como una persona inteligente, bondadosa, entrañable a pesar de tener, desde mi punto de vista, ciertas tonterías.

Hay una gran variedad de personajes, lo que a veces puede provocar cierta confusión ya que los romanos se divorciaban entre ellos constantemente y sus nombres se parecían bastante (no habría estado mal un árbol genealógico) aunque tampoco es excesivamente difícil. Me han gustado especialmente Livia, cuya influencia desconocía, inteligente y dispuesta a todo por el poder; Calígula con su locura que hasta podría resultar cómica si no fuese peligrosa y también Claudio, ya que rompe con los mitos acerca de él. En general los personajes están bien definidos aunque al estar descritos desde el punto de vista de Claudio, en algunos casos (como su hermano Germánico) no sé si corresponden totalmente a la realidad o están algo idealizados.

La historia narra todo lo que ocurre durante este periodo en Roma, sobre todo en el plano político y militar y narrando las conspiraciones y tejemanejes por el poder. El libro tiene buen ritmo (sobre todo al principio y al final) pero la parte central se me ha hecho un poco lenta (aunque tampoco llegó a ser aburrida), en especial la campaña de Germánico en Alemania y parte del reinado de Tiberio, pues no me interesaba especialmente. Creo que en parte contribuye el hecho de que en esa parte no hay ningún diálogo, siendo pocos los que hay en todo el libro. Y es que “Claudio”, es decir Robert Graves, parte desde la premisa de que solo hay que reflejar los diálogos en los que se estuvo presento o de los que se conoce bastante. Sinceramente, me hubiese gustado que tuviese un poco más de diálogo o de descripción para pausar un poco la narración. También tengo que decir que me lo leí de manera bastante fragmentada o sea que quizás eso influyó. Al contrario, con la parte de Calígula, que es el emperador que más me interesa, me lo pasé muy bien y sobre todo viendo que los romanos no sospechaban nada al principio (pobrecitos)…

El libro me ha refrescado la memoria sobre lo que sabía del Imperio Romano y he aprendido mucho más de una forma más amena que cualquier clase de latín… Creo que puede resultar bastante práctico para los que tienen que estudiar el Imperio Romano.

En resumen, una buena novela a pesar de sus defectos, muy recomendable para cualquiera y casi imprescindible para los interesados para esta época. Tiene una continuación, Claudio el Dios y su esposa Mesalina, que cuenta su reinado y aunque dicen que es peor espero leerla.

Read Full Post »

Después de un largo parón, vuelvo a escribir aprovechando la Semana Santa. Compré esta novela porque necesitaba algo de lectura rápida y de calidad; y sé que aunque cada libro de Christie no es una obra maestra, por lo menos entretiene. Para elegirlo, me guié sobre todo por la sinopsis:

Un joven ex policía, Luke Fitzwilliams, coincide en el tren con una anciana que le cuenta extrañas historias de un asesino, y le anuncia que la siguiente víctima será el doctor Humbley de Whichwood. Al día siguiente, Luke lee en la prensa que el mencionado médico ha muerto y que además la anciana ha sido atropellada. Alarmado, se traslada a Whichwood donde finge ser un escritor que busca información para una novela y poder así investigar más libremente.

El argumento me gustó bastante y sumado al sugerente título (que además dice una gran verdad) hizo que los escogiese. Además en este no aparece Hercules Poirot, que a mí no me gusta mucho pues me parece que su lógica solo puede aplicarse en cierto tipo de crímenes, es decir los que se cometen en un entorno cerrado. En general, sus novelas me han gustado menos que otras de Agatha Christie. Sin embargo, involuntariamente al protagonista, Fitzwilliam (el cual narra la historia en primera persona), le ponía cara de Poirot… Los persanjes son los típicos de un pueblecito inglés: el médico, el rico, el abogado, el raro, la abuelita… Tampoco es que tengan una grandísima profunda (aunque el protagonista, Bridget y Withfield están un poco más definido) pues su función en la novela es resultar sospechosos.

Y es que a mí lo que más me gusta de las novelas de Christie es que uno tiene la posibilidad de adivinar al culpable (cosa que no ocurre en las de Sherlock Homes) pero nunca acaba acertando, como me ha ocurrido a mí en esta ocasión y en todas. En esto, Agatha Christie es una maestra aunque sea un poco tramposilla pues deliberadamente lleva al lector en la dirección equivocada. Quizás en esta novela muestra de manera demasiado clara a ciertos sospechosos falsos pero tampoco es fácil averiguar quien es el asesino (yo no lo intuí hasta unas páginas antes del desenlace). Sin embargo, si nos guiamos por ciertos tópicos de la novela de misterio (que no voy a citar) a lo mejor la cosa se facilita bastante.

El libro se lee rápidamente, engancha y la trama avanza a buen ritmo, aunque hacia la parte final sentí que se había quedado un poco estancada y que a veces le daba un poco vueltas a lo mismo. El final, como no, me ha sorprendido. Pero la novela tiene un defecto: su trama paralela amorosa. No llega a estorbar, pero sinceramente me ha parecido un pegote, que no sirve para mucho salvo para atraer un poco más a cierto tipo de lector (yo diría que de lectora). Creo que podría haber sido llevada de manera diferente porque además es bastante tópica. Siendo Agatha Christie también escritora de novela romántica, podría haberlo hecho mejor…

En resumen, no está ni mucho menos al nivel de Diez negritos pero me ha gustado y la recomiendo, sobre todo como lectura de transición o si buscamos algo ligerito. Si alguien se ha leído el libro, me gustaría comentar con él/ella los sospechosos que tuvo.

Por cierto, el blog ha alcanzado ya las 10 000 visitas, ¡gracias a todos! Espero seguir escribiendo y que os siga gustando el blog.

Read Full Post »

Primer libro que leo de Donna Leon, famosa escritora norteamericana conocida gracias a las novelas del inspector Brunetti que se desarrollan en Venecia. Este en concreto es su primer libro, escrito en 1992. En él, el inspector Brunetti tiene que resolver la muerte de un famoso director de ópera con un pasado turbio, ocurrida durante el intermedio de la obra…

Como veis, el argumento es bastante clásico, aquí no encontraremos grandes conspiraciones ni nada de ese estilo. Sin embargo, es lo suficientemente interesante y es apoyado  por historias secundarias. Más bien la investigación se centra en ir descubriendo el pasado del director para así encontrar el motivo de su muerte. A pesar de que el libro engancha y se lee muy rápido, creo que a la trama le falta progresión aunque no está mal hilada, es decir, no avanza mucho durante la mayor parte de la novela ya que sus interrogatorios le dan débiles pistas o suposiciones pero nada totalmente sólido hasta las últimas cuarenta páginas. Quizás eso se compensaría si el final fuese muy sorprendente eso hubiese sido compensado, pero yo ya había intuido parte de él. Eso no quita que esté bastante bien y que sea totalmente coherente con la historia, además, me gusta la “solución” que le dan, que es casi lo más original del libro. Tampoco hay momentos de gran tensión ni trepidantes, pero tampoco se echan mucho en falta. En general, me ha resultado entretenido, salvo ciertos momentos que ya me cansaron un poco.

Una cosa que me ha sorprendido gratamente es que en mi opinión, el estilo de la autora está por encima de la media en este género (solo me refiero a la prosa, no a la trama ni a los personajes). No sé exactamente por qué pero esta ha sido mi impresión, aunque tampoco es muy fiable porque es el único libro que he leído de ella.

Los personajes no están mal, me ha gustado bastante Brunetti ya que un tipo totalmente normal y sin tantas tristezas y debilidades como Kurt Wallander (es que Wallander es muy quejica jaja). En este libro tampoco se profundiza mucho en su persona, se presenta su familia y un poco su pasado y creo que solo hay un capítulo entero dedicado a él. Quizás para algunas personas esto suponga un defecto, pero a mí me ha gustado ya que así no se rompe la trama de la intriga. El resto de los personajes no están mal, cumplen su papel y resultan interesantes.

Algo que sí se nota en el libro es la crítica social: a la corrupción en Venecia, los prejuicios, la degradación de la ciudad… En este caso, casi tiene algo de moraleja. Por lo que he leído, es una parte principal de sus novelas (de lo más importante)y aunque en ésta está bastante presente, no me parece tan principal.

Leyendo la reseña, se saca la conclusión de que me ha parecido un libro ameno pero nada del otro mundo. Sin embargo, este libro tiene un algo, que ha hecho que me guste más de lo que parece (o al menos esa es mi impresión) al margen de su calidad o trama.

En definitiva un libro que recomiendo, bastante divertido y que os hará pasar un buen rato. Espero repetir pronto con Brunetti, a ver si sus otros libros tiene ese no sé qué.

Read Full Post »

El año pasado hice a final de curso, una crítica conjunta sobre todos las lecturas obligatorias del año; sin embargo ahora prefiero hacerlo por trimestres, para que no sea tan pesado. Empezamos con los libros leídos en francés:

Un barrage contre le Pacifique, de Marguerite Duras

Con este empezamos el año, pero en ese momento no me imaginaba el tostón sería. Un título bastante sugerente (traducción mía al español: “Una presa-dique contra el Pacífico”) y una autora conocida, la cosa no pintaba tan mal aunque el argumento no me mataba… Resumido, es la juventud de la autora en Indochina, junto con su hermano y su madre y las dificultades que tienen. Es una novela autobigráfica, es decir, que coge elementos de su vida y los mezcla con la ficción.

No sé porque, exactamente, porque me gustó tan poco esta novela. El estilo no es malo (salvo por un par de diálogos sonrojantes), la historia tampoco está tan mal, la ambientación está lograda… Eso sí, los personajes a ratos me eran un poco insoportables, la chica parece estúpida con la admiración y la sumisión exagerada hacia su hermano, y cuando malgasta sus oportunidades con un pretendiente. Lo que creo que falla es la manera de narrar la historia, a ratos muy pesada y repetitiva. Por ejemplo, el hermano conoce a una mujer casada rica en el cine y juntos terminan emborrachando al marido. El episodio empieza bien y engancha pero afuerza de repetir durante treinta (o más) páginas la cantidad de bares que visitaron, como iban dándole más y más copa al hombre y le acompañaban al baño; terminaba cansando, deseando que terminara ya.

En resumen, una lenta agonía de más de 300 páginas, aunque con algunas partes interesantes, que terminé a base de voluntad. No lo recomiendo, tengo entendido que la autora cambió mucho su estilo después pero no creo que me arriesgue (tengo uno por casa).

La petite fille de Monsieur Linh, de Philippe Claudel

Después de “Un barrage contre le Pacifique”, me le temía lo peor. Afortunadamente, este era mucho mejor (y corto). No me llegó mucho al corazón, que es un poco para lo que está hecha la historia, pero sí que le cogí cariño a los personajes. Todo narrado con un estilo muy sencillo que le da fuerza  y que además hace el libro muy ligerito.

Monsieur Linh es un anciano asiático refugiado en un país occidental, sin más familia que su pequeña nieta, muy tranquila. A pesar de no saber nada del idioma del lugar, trabará amistad con un hombre… Básicamente el libro trata los temas de la soledad, de sentirse extranjero y la amistad. Está bastante bien, nada extraordinario, pero después de el anterior, me supo a gloria. Tengo entendido que está traducido al español como “La nieta del señor Linh” pero que es bastante carito para su número de páginas. Lo aconsejo, sobre todo si podéis leerlo en francés. Por cierto, si lo leéis, atención con el final…

De quel amour blessé, Fouad Laroui

Creo que es el que más me ha sorprendido por ahora. Una amiga que se lo había empezado antes decía que era incomprensible y lleno de notas a pie de páginas, algunas personas se quejaban de lo confuso que era… Por lo tanto lo empecé con las expectativas muy bajas, además sabiendo el argumento, una historia de amor entre una judía y un hijo de musulmanes (Judith y Jamal) en Francia a la que se oponen las familias. Ya me imaginaba el típico rollo sobre tolerancia, multiculturalidad etc; con una historia que no sería más que una excusa. No es que tenga nada en contra sino que pienso que para eso ya están los libros de educación cívica.

La historia, al contrario, trata esos tema de manera cómica y menos convencional de lo habitual.  Y esta narrada desde el punto de vista de un primo de Jamal, que a la vez informa a la pareja de que está escribiendo su historia. Ellos se quejan al narrador a veces de los cambios introducidos (en la realidad “ficticia” se llaman Clémence y Abderraman), le piden que les invente capítulos, deja que Jamal escriba su autobiografía a la vez que aparecen los correcciones (una de mis partes preferidas)… Una manera muy curiosa, nunca había visto nada idéntico (porque parecido sí), situaciones cómicas y algo surrealistas, personajes caricaturescos; aunque a veces era un poco lioso. Sin embargo lo que más me ha disgustado es la utilización constante de lenguaje vulgar y familiar francés (con expresiones moras), el argot de las banlieus (barriadas a las afueras donde están la mayoría de los inmigrantes); que me parece correcto en el caso de los diálogos, para que sean más verosímiles pero no su uso constante en la narración, que termina siendo cargante sobre todo sino se está acostumbrada. Es como si se escribiese un libro entero con mucho “el illo trincó a su vieja y se fue porretear con zu’ primoh“. Salvo cosas así, buen libro, bastante peculiar, aunque dudo mucho que llegue a estar publicado en español porque es prácticamente intraducible.

Ahora, el libro en español:

Doña Perfecta, de Benito Pérez Galdós

La novela empieza con Pepe Rey llegando a la ciudad (ficticia) de Orbajosa para conocer a su prima, Rosario, con la que han concertado un matrimonio. Sin embargo, la mentalidad abierta y moderna de Pepe Rey chocará con la de los orbajosenses, cerrada y tradicionalista, y en concreto con la de su tía Doña Perfecta y el sacerdote amigo de esta, Don Inocencio…

Es el primer libro que leo de Galdós y me ha gustado bastante (y eso que no es de los más conocidos). La historia se desarrolla con un buen ritmo, a pesar de cierta caída en los capítulos centrales, pero con un final muy sorprendente, más que eso, realmente chocante. Aunque los personajes no están mal (algunos más logrados que otros), lo que sí se ve demasiado desde el principio es quienes son los “buenos” y quienes los “malos” y cuales son más o menos sus intenciones; pero la trama afortunadamente nos es muy predecible. Otra cosa que al principio no me convencía mucho era la historia de amor, no sé por qué, pero después de uno o dos capítulos ya se me hizo creíble. Salvo eso, el libro es entretenido y bastante bueno, en definitiva, recomendable.

Conclusión: En español, como siempre (y espero que siga así), el libro no estado mal (en este caso bastante bien), afortunadamente nunca me he tenido que tragar un libro totalmente soporífero. Sin embargo, en francés, siempre toca algún libro que me resulta realmente aburrido; la excepción fue el año pasado, que me gustaron casi todos aunque tuviese trampa porque muchos no eran de autores francófonos. Cuando terminé “Un Barrage…”, pensé “Dios, si esto es el primer libro del año, no me imagino como serán los otros“, pero como veis, por ahora la cosa no ha ido tan mal.

Read Full Post »

Esta es una de las últimas a las que me he enganchado gracias a que la emiten por TVE. Anteriormente ya había oído hablar de la serie y no es que no me interesase pero como no la emitían en abierto y no me llamaba tanto para verla por internet. Como en TVE ya no ponen anuncios, es un lujo poder verla sin interrupciones aunque siguen manteniendo algunas cosas que me parecen bastante molestas y que sería muy fácil remediar, por ejemplo ¿por qué cortan totalmente los títulos de crédito?, ¿de verdad es tan difícil poner que capítulo se está emitiendo?… Otra pequeño inconveniente que le veo es que emiten nos capítulos seguidos, lo que personalmente me fastidia un poco porque ahora me tengo que acostar antes y además dos capítulos en  una noche me parece excesivo.

Bueno, vayamos a la serie, que trata la vida de Enrique VIII (siglo XVI), rey de Inglaterra, conocido sobre todo por separarse de la Iglesia Católica y sus múltiples matrimonios, que terminaron muy mal… Por ahora en TVE están emitiendo la segunda temporada y creo que el próximo jueves emiten los capítulos siete y ocho (cada temporada tiene diez y creo que son cuatro). Digamos que las tramas principales, a grandes rasgos, no es que tengan mucho misterio porque sabiendo un poco de historia ya se sabe como va a terminar todo pero es interesante ver la evolución de los personajes y enterarse de los detalles. Eso sí, no creáis que es como un documental histórico ni un serie muy fidedigna: hay numerosas imprecisiones, no aparecen fechas ni sabe cuanto tiempo ha pasado, aparecen personajes que no existieron… Como la serie no trata de ser muy fiel (y es entretenida) se le pueden perdonar bastantes cosas si lo que hacen es añadir interés a la historia pero hay errores muy evitables como poner “1532, Roma” con la basílica de San Pedro totalmente terminada cuando no se terminaría hasta casi un siglo después o por ejemplo que el rey aparezca con un mosquete del siglo XVII (lo último lo he sacado de la wikipedia xD). En general las tramas principales me parecen bastante bien llevadas saben mantener cierta intriga, tienen buenos giros y diálogos, tienen como un toque a culebrón histórico, aunque a veces haya capítulos a los que les falte ritmo. Lo que si que me parece que flojea bastante son las tramas secundarias, sobre todo porque muchas no son más que una excusa para meter más escenas de sexo (y eso que la trama principal tiene suficientes). No es que me oponga a ellas, está claro que están hechas para atraer a cierto tipo de espectador pero por lo menos podrían insertarlas bien en la historia principal, sin que pareciesen un pegote barato.

La ambientación histórica está bien, los decorados interiores no parecen de cartón piedra, un excelente vestuario, música acorde… Sin embargo cuando se trata de mostrar vistas exteriores de palacios, castillos o de ciudades, hechas por ordenador, chirrían y mucho. Entiendo que la serie ya tiene unos cuatro años pero ¿no podían haber escogido a otro equipo?,  porque las imágenes parecen del 2000…

Creo que el punto fuerte de la serie son los personajes, creíbles gracias a unos actores que van de lo correcto a lo bueno. Yo destacaría a Mary Kennedy (Catalina de Aragón), Jonathan Rhys Meyer (Enrique VIII), Sam Neill (Wolsey) pero como he dicho en general todos están bien y mantienen el nivel de la serie. La elección de los actores me parece además todo un cierto porque en cierta manera su físico pega con la idea que uno se hace del personaje y su personalidad. Otro de los aspectos que más me gustan en la serie es que en mi caso tengo tendencia a apoyar a uno u otro personaje, no es exactamente empatizar (es bastante difícil con alguien que tiene muy poco que ver contigo) pero yo sí les he cogido cariño a algunos, digamos que yo soy pro Catalina de Aragón aunque me gustase bastante el cardenal Wolsey aun siendo un corrupto.

En resumen, no es la mejor serie que se puede ver pero es bastante entretenida además ya que la ponen en TVE sin anuncios se merece una oportunidad…

Read Full Post »

Older Posts »